encaje de bolillos , bisutería, gemoterapia

Loading...

martes, 4 de mayo de 2010

LIBROS REALES & LIBROS VIRTUALES

Pocas cosas evocan con mayor placer el pasado, que el olor de los libros. No importa si su encuadernación es en humilde rústica o en valiosa piel o pergamino.
Cuando hacemos una mudanza, aprovechamos para tirar cosas que ya no usamos pero que se han ido acumulando en distintos rincones de la casa. Que difícil nos resulta tirar un libro, nos damos mil razones para no hacerlo, lo llevaré a la biblioteca pública, lo regalaré a fulano o mengana, que es de su escritor favorito, lo llevaré a un truequilibro,.. Cualquier excusa sirve y es que el libro es muy evocador, nos hace revivir los instantes en los que disfrutamos con su lectura, las largas conversaciones con amigos, sobre su contenido, el lugar en el que disfrutamos de su lectura, eso sin olvidar el tacto de la piel, la belleza de su encuadernación, el diseño de su portada y de su lomo.... en fin, un libro en papel, es mucho mas que su contenido.
Las dificultades de muchos escritores de relatos y científicos para publicar en papel, hace que cada vez con mayor frecuencia tengan que recurrir a publicar en formato pdf en Internet, no reciben derechos de autor pero el número de descargas es probablemente mucho mayor que si estuviera a la venta en las librerías. También se está convirtiendo en un canal alternativo de ventas para los libreros, que por un precio inferior al de soporte papel (los gastos de producción prácticamente desaparecen) venden el libro en soporte electrónico, para ser descargado en el ordenador o para ser leído en un e-book, lo que de forma coloquial conocemos como libro electrónico. Este dispositivo móvil tiene ventajas indudables, para empezar el espacio que ocupa, cuando pensamos en tener una biblioteca de cientos de volúmenes en un dispositivo del tamaño de una cuartilla, comprendemos lo que esto significa en las casas modernas, en las que los metros cuadrados son un lujo al alcance de muy pocos. El dispositivo de lectura, es mucho mas que un contenedor de libros, nos permite leer periódicos y revistas, acceder a Internet y sus contenidos,… es mas que un libro. Al menos eso deben pensar los mas de 300.000 clientes de apple que compraron la tableta iPad, el mismo día de su salida a la venta, en USA y los que llevan mas de tres años comprando el Amazon kindle.
Reconozco que mis continuas peleas con la informática en particular y el mundo virtual en general, hacen de mi un cliente al que será difícil, aunque no imposible, convencer. Ante el libro electrónico no dejo de sentirme como el monje del convento.


En estas semanas que he pasado descubriendo los primeros pasos para ser aprendiz de encuadernador, he disfrutado como no recordaba desde hacía tempo. Las clases de los lunes, desde las cinco hasta las nueve, me resultaban cortísimas, llegaban las nueve menos cuarto y nos hacíamos los remolones para recoger. El taller de técnicas básicas I, ha terminado y me siento muy satisfecha con el resultado, mi profe creo que también.

Ya he comenzado el taller básico II, piel y pergamino y sigo con el mismo entusiasmo que en el taller anterior. El primer día hemos aprendido a hacer papel de aguas, un papel que se imprime con óleo de colores que caen en gotas sobre una solución de goma de empapelador en agua. Los resultados me recuerdan a los dibujos que se hacen con mermelada, en los platos de postre que se presentan en los grandes restaurantes. Bellísimo.

¡¡Viva el libro de pastas, guardas, cabezadas y cinta de registro!! El otro que espere.

1 comentario:

  1. ¡Chapeau! Magistral relato, magistral trabajo el mostrado en la foto, magistral el espíritu de aprender que como ilustre y sabia docente te mantiene vital y actualizada. Comparto tus indisumaldos afectos al libro impreso; será porque pertenecemos a la generación en la que no pudimos leer nuestros primeros cuentos a través de la pantalla. ¿Será? O quizá sea porque, como bien dices, un libro impreso es mucho más que su contenido literario. ¡Chapeau!

    ResponderEliminar