domingo, 14 de noviembre de 2010

HOY HACEMOS JABÓN

Esta primavera, en la sierra de Madrid, hemos recogido distintos tipos de flores y  plantas medicinales, unas las hemos puesto a secar, otras a macerar en aceite de oliva, como es el caso de la caléndula, otras las pusimos en alcohol, como la hiedra y otras como la manzanilla, el te de roca o la tila, las tenemos en frascos cerrados, para hacer infusiones. Después de varios meses en maceración, este es el momento de utilizarlas.
A mi amigo Felipe le gusta el jabón de caléndula, para la ducha.
Hace un par de semanas vinieron a cenar unas amigas y una de ellas, Teresa, recordaba que el jabón de aceite y sosa que hacían las abuelas, era estupendo para quitar cualquier tipo de manchas de la ropa. Yo tengo mi propia fórmula, completamente ecológica y mi amiga Blanca tiene la suya, que no es tan ecológica, pero es muy eficaz y barata
Para poder regalarles el jabón que mas les gusta, a Felipe y a Teresa, estas Navidades dedicaré un tiempo a hacerlos. Por si os animáis, aquí van las recetas.

JABÓN DE CALÉNDULA:
1 litro de aceite de caléndula.
1 litro de agua.
360 grs. de sosa
Aceite esencial ( miel, lavanda, pino..)
Un barreño o cubo de plástico (metal no)
Un cucharón de madera de mango largo o el palo de madera de una fregona que hayamos desechado.
Bandejas de hielos de distintas figuras.
Un poco de aceite de oliva.

A principios del verano hemos recogido flores de caléndula, las hemos limpiado de tallos, hemos puesto los pétalos con los estambres, en frascos de cristal de boca ancha y las hemos cubierto con aceite de oliva virgen, mejor si es de primera presión en frío. Los hemos cerrado y guardado en un lugar seco y oscuro y de vez en cuando hemos agitado un poco los frascos. Después de tres o cuatro meses ya está listo para su uso.
En la batidora, picamos el aceite con las flores o también se pueden colar con una tela de algodón fino y usar solo el aceite con los principios activos destilados, de la caléndula. Ponemos para cada litro de preparado de aceite de caléndula, 360 gramos de sosa, que le añadimos con mucho cuidado y despacio mientras vamos batiendo (es mejor protegerse con guantes fuertes).
Calentamos el agua y se la añadimos poco a poco a la mezcla de aceite y sosa, seguimos batiendo hasta alcanzar la textura de un gel de baño espeso.

GEL DE DUCHA.
Forramos una bandeja con plástico fuerte y el gel lo extendemos sobre el plástico, en un día o dos estará duro, lo sacamos del plástico con cuidado, por si queda algo de sosa y pica, lo partimos en trozos y lo dejamos sobre papel de periódico, lo vamos dando vueltas cada tres o cuatro días y en un mes, mas o menos, está listo para su uso y habrán desaparecido los restos de sosa. Picamos en la batidora. Calentamos agua y mezclamos un 20% de polvo de jabón para un 80%  de agua caliente y lo mezclamos al baño maría mientras removemos sin parar. (Yo lo hago en la Termomix, durante 30 minutos, a 90 grados en velocidad 1)
Antes de apagar el fuego le añadimos unas quince o veinte gotas de un aceite esencial, ya que la caléndula no tiene olor. Dejamos enfriar y rellenamos los frascos de ducha que tengamos en casa.

JABONCITOS PARA EL TOCADOR.

Con una brocha pintamos con aceite de oliva, el interior de unas bandejas de hielo, de diferentes formas, en IKEA las tienen con forma de estrellas, triángulos, botellitas, etc. Y las rellenamos con el gel de jabón que hemos preparado, al que habremos añadido unas gotas de aceite esencial. Lo dejamos en un lugar seco, durante dos semanas, hasta que cuaje bien. Transcurrido ese tiempo se sacan de las bandejas los trozos  jabón y se ponen sobre papel  de cocina y les damos vueltas de vez en cuando, en un mes se habrá muerto toda la sosa y ya no picarán al cogerlos, si quedan cristales  de sosa se pueden raspar con un cuchillo.

EFECTOS BENEFICIOSOS DE LA CALÉNDULA
La caléndula ha sido usada con propósitos medicinales y en productos de belleza durante miles de años. La usaron en la civilización Romana, hindú, árabe y otras.
Es una planta floral pequeña muy llamativa de flor amarillo intenso. Es llamada de diversas formas, como flor maravilla, botón de oro, corona de rey, flor de difunto, rosa de muertos, otudesca, etc.

Usos medicinales y de belleza de la caléndula.
Se usa sobre la piel irritada por sus poderes anti-inflamatorios. Por esta razón a veces se presenta en forma de cremas para el rostro, cremas para mejorar las quemaduras del sol y para los culetes de los bebes.

Es antiséptica por lo que ayuda a sanar ulceras bucales y similares. Se usa para infecciones en la garganta haciendo gárgaras de té de los pétalos de caléndula. Otros usos son en: magulladuras, arañazos, fiebres, ulceras e infecciones de la piel, picaduras de insectos y pie de atleta.
 

JABÓN ECOLÓGICO, EN POLVO, PARA LA LAVADORA.
La receta de Adelaida.

3 litros de aceite
3 litros d agua
1 Kilo de sosa
1 Kilo de perborato.
Una caja de cartón grande, ancha y larga pero poco profunda.
Un plástico.

Se calienta el agua.
Se pone en el cubo de plástico, el aceite y ayudándose de un palo o de un cucharón de madera de mango largo, se bate con la sosa y el perborato, que se irán incorporando poco a poco. Conviene ponerse guantes fuertes, ropa que nos cubra el cuerpo y manejar la sosa con mucho cuidado. Si salta algo de sosa, lavar enseguida con abundante agua fría.
Cuando está bien disuelta la sosa y el perborato en el aceite, se incorpora poco a poco el agua caliente.
Se bate hasta que quede una consistencia de gel. Se pone un plástico grueso en la caja de cartón, se vacía la pasta de jabón en ella.
En uno o dos días está lista para cortar la masa en trozos, mejor pequeños. Cortar con cuchillo  de cocina y ponerse guantes para hacerlo, pues la sosa aún pica.
Durante un par de semanas se va dando vueltas a los trozos de jabón hasta que al tocarlos no pique la piel.
El jabón se trocea en la batidora, mejor en un robot de cocina y se hace polvo para usarlo de esta forma en la lavadora. Con menos de un cacillo es suficiente para un lavado de carga completa.


GEL PARA MANCHAS

1/2 litro de agua.
100gramos de polvo de jabón ecológico para la lavadora.

Se calienta medio litro de agua y en ella se disuelve, al baño maría, el polvo de jabón. Se pone una pequeña pasta sobre la mancha, se deja SOLO unos minutos y se lava en la lavadora. Este truqui no vale para prendas delicadas, podría decolorar la ropa.

La receta de mi amiga Blanca:

2 litros de aceite
3 litros d agua
½ Kilo de sosa
1 litro de Gior
½ Kilo de perborato.
3 litros de suavizante
Se junta todo en un cubo y al taladro, le acopla una herramienta para batir que lo deja muy homogéneo, tambien se puede batir con un palo largo, aunque se tarda mucho mas.
Queda con la consistencia de gel. El resto, como en la receta anterior.
Es muy poco ecológico, sobre todo por el Gior y el suavizante, pero muy eficaz y barato.

2 comentarios:

  1. No es por dar jabón a la autora del blog. Sus entradas son como burbujas de un baño reparador en tiempos de pocos contenidos que merezcan la pena. No dejes de escribir!!!

    ResponderEliminar
  2. Comparto lo escrito por Nacho. Aunque no tengamos tiempo o ganas de ejecutar tus recetas, su simple lectura es un masaje corporal y espiritual contra la ordinariez y el griterio reinante en el ambiente. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar