encaje de bolillos , bisutería, gemoterapia

Loading...

martes, 22 de febrero de 2011

En Red a 2



Si la máquina de vapor fue la locomotora de la sociedad industrial, Internet se ha convertido en la locomotora social (y política) de nuestro tiempo.
Dice Manuel Castells, en su libro Comunicación y Poder (Alianza Editorial, 2010)
Los Estados-nación, poco a poco se van diluyendo merced a la globalización, en Estados-Red.
Esta cita ilustra perfectamente la situación actual de nuestros días y especialmente los acontecimientos de las últimas semanas en distintos países.
La tercera parte de la población mundial ya es internauta y mas de la mitad tienen menos de veinte años. La revolución digital en los distintos países crece a gran velocidad. Los ciudadanos permanecen en contacto permanente a través de las redes sociales y profesionales. Ya no hay que convocar por carta o a través de los medios de comunicación, ahora se convoca a un país, a un continente, a todo el mundo, de forma instantánea través de Internet y las Redes Sociales. En ninguna época de nuestra historia, la juventud ha tenido tanto poder de convocatoria, tanto protagonismo, como en el momento actual. Tunez y Egipto están entre los ejemplos mas recientes.


Facebook, con 500 millones de usuarios activos, MySpace con 125 millones, Friendstar con 50 millones, Bebo con 34 millones. Nos dan una idea de su fuerza.
Lanzada en octubre de 2006, Twiter tenía 50 millones de usuarios en 2008, 60 en 2009 y ha cerrado 210, con mas de 190 millones de usuarios activos. La empresa está valorada en 1.000 Millones $.
Dick Costelo, Director de Operaciones (COO) de Twitter, ha dado en junio de 2010 estadísticas oficiales: El dato principal actualizado que ha aportado Costelo en un evento, es que Twitter tiene ya 190 millones de usuarios únicos mensuales, las páginas más visitadas del mundo. Y 65 millones de tweets diarios.
El crecimiento de Twitter sigue siendo imparable, en poco más de un mes han subido sus tweets 10 millones de usuarios únicos mensuales mas, y sobre todo ha crecido en participación, puesto que los anteriores datos decían que había 50 millones de tweets diarios allá por Febrero de 2010, es una subida del 30% en el volumen de tweets. El incremento en el identificador único de cada tweet, ha crecido en cinco mil millones en pocos meses, hay tantos tweets en unos 4-5 meses como en el resto de la historia de Twitter.
Internet también ha irrumpido con fuerza en el ámbito económico y profesional, las fusiones entre las empresas que gestionan las mas importantes bolsas de valores del mundo, nos permiten comprar y vender acciones de empresas cotizadas, las 24 horas del día.

La movilidad de profesionales de todos los sectores, entre países, es un hecho a golpe de clik.  
Linked In, con 90 millones de usuarios, Viadeo con mas de 30 millones y Xing, la red profesional que agrupa, sobre todo, a profesionales del mundo de la comunicación, con mas de 10 millones de usuarios, son en si mismas una red internacional de profesionales, una bolsa internacional de empleo.




Hasta las marcas de moda de lujo, tan reacias a dejarse contaminar por la opinión de la masa, han sucumbido, en el último año a la comunicación en la web 2.0 y aún mas, han cedido los mejores asientos en las pasarelas internacionales de la moda a los blogueros, desplazando a las celebridades a la segunda fila. Impensable, hace apenas un año.

La pregunta es ¿Somos mas manipulables a partir de Internet?
Uno de sus grandes pensadores, Nicholas Carr, responde a esta pregunta en el libro Superficiales. ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? El experto advierte de que se "está erosionando la capacidad de controlar nuestros pensamientos y de pensar de forma autónoma".

Y vosotros ¿Qué pensáis?

3 comentarios:

  1. Una entrada para propiciar el debate: interesante. Motivar a la reflexión supone abrir mentes y eso en tiempo donde la mayor parte está conectada para descargarse... además de contenidos (de todo tipo), de una existencia cotidiana cada vez más tediosa y rutinaria.
    Estar enreda2.0 en el presen3.0 de la web semántica (la social está ya liquidada), lleva a contemplar los fenómenos de la red como una manera encubierta de generar bases de datos. Te suscribes o incorporas a ellas y, nada más entrar, ya te están invitando a que compartas los contactos de la agenda personal, profesional y/o académica. Lejos de conocer personas interesantes, tienes que aportar más a un esquema que (personalmente cada día), me parece más tempopiramidal. Es decir, si se analiza una piramide de población, en función de la edad, yo soy usuario de unas y debo supervisar o monitorizar otras.
    No canso más. Al respecto, para compartir con los demás algo personal, me permito invitaros a leer algo sobre la Teoría de la Linkformación sobre la que he empezado a investigar http://orilladigital.wordpress.com/linkformacion
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Acongoja bastante intentar escribir algo interesante o relevante sobre el artículo de nuestra Musa-Maestra (me niego a llamarlo "post"). Nacho, con su rotura de hielo, lo hace aún más difícil por haberlo convertido en una colmena de expertos. Alguien que intenta no perder este tren, a pesar de la artrosis propia de su edad que le impide correr por los andenes, siente un cóctel de sensaciones contradictorias y peleonas. ¿Tomamos libre y conscientemente nuestras decisiones o nos dejamos arrastrar veloces por las de otros? Y, si es lo segundo, ¿quiénes son los otros? La tecnología de la comunicación va a la velocidad de la luz. Los seres vivos evolucionan muy despacio para adaptarse al entorno, máxime cuanto más complejos son. Cuando aún no nos ha llegado a crecer el pulgar para mejor manejar los pequeños teclados digitales, ya deberían crecernos todos los apéndices de la mano para corretear como gacelas por las pantallas táctiles. Y, sobre todo, lo que ni nos ha crecido ni apenas nos ha cambiado, es el cerebro. La mayor superifice sigue correspondiendo al cerebro reptiliano y, en segundo lugar, al de nuestros antecesores inmediatos, los primates. Sólo una fina y delgada corteza nos hace algo diferentes. Enviamos/recibimos mensajes al y del resto mundo con un simple clic. ¿De verdad nos comunicamos? El viejo concepto de "ruido" me parece más actual que nunca. Nuestros sentimientos y nuestras emociones se van atrofiando. A pesar de todo, ¡que siga el espectáculo! En teatro experimental, los actores se mezclan con el público y nadie sabe muy bien si actúa o contempla. Eso sí: mientras unos cobran los otros pagan. ¿Somos actores o público?

    ResponderEliminar
  3. A tu pregunta de si somos mas manipulables a través de la red, creo que si y que no. Y como se come mi respuesta?, pues, que si, porque la inmediatez, en asuntos que pensamos no nos afectan directamente, no nos permite analizar y deglutir el asunto del que se trate. Formamos parte de cadenas de mensajes que recibimos y que enviamos cuando el asunto nos parece interesante, considerando que estamos apoyando una acción que podría dar resultado, caso de las políticas de los políticos, de sus derroches o de su falta de formación. Es posible que ahí estemos siendo manipulados por quíen generó el mensaje, pero por otro lado parece dar resultados. Creo que Internet y lo que le rodea, se ha convertido en un gran producto de consumo sin depreciar su valor y su gran importancia.

    ResponderEliminar